GESTION DE LA TESORERÍA

Un blog para gestionar y entender la Tesorería en la empresa

Carencia o diferimiento en los préstamos.


El diferimiento o carencia surge cuando se retrasa el pago de la prmera amortización, es decir, transcurre un primer período durante el cual no se amortiza deuda. Es posible, que durante este primer estadio se vayan pagando intereses a medida que éstos se vayan devengando y con la periodicidad acordada, con lo que estaríamos ante un préstamo con carencia parcial. Por contra, si no se realiza pago alguno, ni de principal ni de intereses, estaríamos ante una carencia total. En este último caso, los intereses devengados y no satisfechos se acumularán al capital de partida. Una vez pasado el período de carencia, estaremos ante un préstamo normal cualquiera que sea el sistema de amortización que presente (francés, lineal…).

Aunque la carencia supone un alivio financiero durante el período financiero en que permanece activa, la cantidad finalmente pagada se eleva considerablemente, ya que el diferimiento supondrá un mayor importe a satisfacer a la entidad financiera.

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: